Historia

Chimoltrufia, Stone y Laika

K9stone surge a raíz de la necesidad y carencia que había en el Perú en temas de adiestramiento

En el año 2002, tuve la oportunidad de tener mi primer perro y tuvimos la suerte de llevarlo a educar por un “PROFESIONAL” en la ciudad de Lima.
El adiestramiento que  recibió en ese momento mí perro fue a base de mucha exigencia a cambio de una caricia, mi labor era aplicar las técnicas que él adiestrador nos decía y como yo no sabía de perros, pues… Obedecía. 

En 2005, inmigre para España y en el 2007 me regalaron un Golden Retriever al cual lo llame STONE, era un cachorro muy travieso, vivíamos al frente de la playa y todos los días lo sacaba a pasear,  en las noches el condenado se metía al agua y cogerlo era difícil, ya podía estar nevando o lloviendo y yo muriéndome de frío, pero el estaba en su gloria, a veces era gracioso y otras veces desesperante porque pasaba 3-4 horas y no había modo de cogerlo. Recuerdo que había días que iba a la playa a las 7pm y volvía a mi casa a las 11. muerto de frío y él todo empapado y encima rebozado de arena. (un caos)
Cuando Stone, tenía 10 meses empecé por aplicarle los conocimientos aprendidos en Lima, empecé a educarlo a base de exigencia, tirones y gritos, pero mi perro no obedecía y cada día nuestro vinculo era peor, miraba a Stone y solo veía miedo en sus ojos cuando lo llamaba. 

Stone, ya tenía año y medio, ya empezaba a pelearse con otros perros y obligado tuve que llamar a un  “Adiestrador”, su nombre era Miguel del Prado y trabajo con mi perro una clase, empezó a jugar con él, le enseñaba el sentado, el llamado y su nombre, mi perro estaba súper motivado, la exigencia que Miguel pedía a mi perro no era nada comparable con el adiestrador de Lima.  Stone era otro perro, hacia cosas que nunca lo había hecho conmigo y su adiestramiento duro 2 meses (Obvio que yo practicaba todos los días).

Stone me ayudo mucho en ser paciente y empecé a forjar un vínculo increíblemente fuerte, se volvió mi mejor amigo y me ayudo en un 90% a integrarme a una cultura y a un país diferente, me ayudo a romper inseguridades y ser un poco más extrovertido.

Cuando Stone tuvo 20 meses fue en ese momento que dije que iba a estudiar mas profundo todo lo que es aprendizaje canino. “QUERÍA SER ADIESTRADOR”. 

Vivo en Asturias, viaje a diferentes partes de España para realizar cursos intensivos de MESES, iba a seminarios con diversos profesionales de Europa y etc. 

En el 2010 hasta 2012, había pasado ya unos cuantos años de haberme formado y tenia poca experiencia con algunos perritos, pero satisfactoria por los resultados.
Comencé a contactar con adiestradores de Perú y aprender de mis paisanos, gracias a las redes sociales tuve cierta amistad con algunos de ellos tanto de Lima y provincias. 

Mi sorpresa fue grande, al darme cuenta que a nivel de conocimientos, yo tenía mas recursos que muchos de ellos, los cuales ya llevaban 20 ó mas años en el mundo del adiestramiento, muchos de ellos seguían y hasta la actualidad siguen utilizando las técnicas aversivas que aprendí en el 2002 en Perú.

Al ver esa falta de conocimientos me dio ese impulso para dar el primer paso y empezar a organizar seminarios con ponentes europeos, no iba hacer nada fácil, ¡¡¡quien iba hacer caso a un desconocido y relativamente joven!!!, pero gracias a la ayuda de mi pareja, no me rendí.

En el 2014 hice mi primer curso de educación canina de mondioring en Lima, con el campeón mundial de dicha disciplina Simón García Consuegra(🇪🇸) y su perro lyon. 

No tuve la acogida esperada, pero tampoco fue un desastre total, fueron 02 semanas y medias que estuvimos dando formación.

A los pocos meses volví a organizar otro curso, esta vez con Marcos Fernández (🇪🇸) de la escuela canina Etocan y su perro Teo, estuvimos 2 semanas y medias brindando diferentes cursos, y empezábamos a sonar en diferentes partes de Perú, Chile y Uruguay. 

Pero a pesar que yo ponía todo mi esfuerzo, los cursos ni siquiera cubrían gastos y la gente de este gremio no invertían en formarse, así que dije: “voy hacer el último intento y si no sale me rindo”.

En el 2015 y 2016, tuve el honor y la suerte de poder llevar a dos maestros pioneros de nivel mundial, Dr. Helmut Raiser (Alemania) y el Sr. Bart Bellon (Belgica),  esos 2 eventos hicieron que K9STONE sea conocida a nivel nacional e internacional, tuve en conjunto una media de 180 participantes en esos eventos. 

A partir de esos grandes seminarios, la gente empezó a ver a K9STONE, como una referencia a la hora de actualización y formación de adiestradores y no solo en Perú, sino que es valorada por otros paises de Sudamérica y centro américa. 

Hoy 2021, cada evento que organizó llegamos a rebasar las plazas mínimas para una formación profesional, hasta el punto que tenemos lista de espera y eso me ENORGULLESE, porque si recuerdo mi primer curso en el 2014, solo tuve 07 participantes; y hoy entre seminarios y cursos hemos rebasado los 700 participantes que han asistido a algún evento de K9STONE. 

Mi perro Stone falleció el 17 de enero del 2020 y no hay día que lo extrañe y lo recuerde. 

Muchas gracias por tomarte las molestias de leer esta biografía, espero que estemos a la altura que tu mereces para una formación. 

659

ESTUDIANTES SATISFECHOS

8

SEMINARIOS REALIZADOS

10

CURSOS INTERNACIONALES REALIZADOS